1

LA TRANSEXUALIDAD NO ES TRASTORNO NI ENFERMEDAD, LA TRANSFOBIA SI.POR TODOS NUESTROS DERECHOS Y DIGNIDAD,Y POR LOS DE TODO EL COLECTIVO LGTB.

jueves, 9 de agosto de 2007

Estudios-1, sociedad Española de endocrinologia y nutrición

Hay diversas teorías sobre el origen de este hecho, pero la más aceptable sostiene que la transexualidad se origina durante la etapa fetal. Una alteración hace que el cerebro se impregne hormonalmente con una sexualidad distinta a la genital. Se consideran transexuales femeninos quienes habiendo nacido hombres se sienten mujeres y transexuales masculinos los que nacidas mujeres se sienten hombres. Sería ridículo considerar transexual femenino a quien después de "hacer el cambio", como ellos dicen, resultan casi indistinguibles de otros hombres, y al revés.
En los últimos años la demanda de asistencia sanitaria en pacientes transexuales se ha incrementado enormemente y la transexualidad está saliendo definitivamente a la luz en los países occidentales. Pero la imagen que se ofrece generalmente en los medios de comunicación no suele ajustarse a la realidad. Ser transexual no es implantarse silicona para llamar la atención. Un transexual no es un "travesti". El travestido acepta su biología y no reniega de su propio sexo. El transexual es transgenérico. Desde la infancia su identidad mental es distinta a su identidad genital. Son mujeres que se sienten atrapadas en cuerpos de hombre, y hombres que se sienten atrapados en cuerpos de mujer.Hay transexuales en todas las clases sociales, de mayor y menor nivel cultural, en todos los países y de todas las razas y religiones. No son casos aislados. No son de elevada frecuencia pero sí evidentes. Según los estudios llevados a cabo en la cátedra de transexualidad de Holanda, una de cada 54.000 mujeres y uno de cada 18.000 hombres es transexual. El primer trabajo científico sobre el tema se publica en 1869 y el término transexual se usa por primera vez en 1949. Cabe el honor de haber encuadrado de manera correcta el problema, definiendo el concepto de transexualismo, a Harry Benjamin, endocrinólogo de Nueva York, en un artículo publicado en 1953. Hasta 1968 no se hace ninguna mención sobre este hecho en el DSM (Manual de enfermedades mentales), siendo considerado un cuadro de naturaleza psiquiátrica. En recientes revisiones de este manual ya se define al transexual como la persona con una diferenciación sexual normal que tiene la convicción de pertenecer al sexo opuesto, con un rechazo absoluto, agobiante e inalterable de los caracteres sexuales primarios y secundarios.Los transexuales buscan adaptar su cuerpo al sexo biológico opuesto al que ellos se sienten pertenecer. El tratamiento hormonal juega un papel importante en este proceso. Idealmente, el tratamiento hormonal debe suprimir los caracteres sexuales secundarios del sexo original e inducir los del sexo opuesto lo más completa y rápidamente posible. Por ello hay una inclinación a maximizar la dosis hormonal y usar de muy diversas pautas de tratamiento aprendidas de la experiencia de otros transexuales. Así, el autotratamiento con esteroides sexuales incrementa el riesgo de efectos advers
os.

No hay comentarios:

Entrevista a Mar cambrolle, presidenta de asocianción transexuales Andalucia (ATA)

Google